Saltar al contenido

El águila, el cuervo y el pastor

Fábulas clásicas: El águila, el cuervo y el pastor

Fábula corta de Esopo para niños: Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y, tratando de imitar al águila, se lanzó
sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte
que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al
máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y
cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.
Le preguntaron sus hijos qué clase de ave era aquella, y él
les dijo:

—Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

¿Cuál es la moraleja de la fábula El águila, el cuervo y el pastor?

Pon tu esfuerzo y dedicación en lo que realmente estás
preparado, no en lo que no te corresponde.

Todo sobre la fábula de Esopo El águila, el cuervo y el pastor

El águila, el cuervo y el pastor es una de las fábulas cortas más reconocidas de el autor. Es cuento  del autor fabulista griego Aesopus (Esopo), el cual es reconocido por sus fábulas en la época antigua.

Estos cuentos clásicos se basan en tres momentos clave:

  1. La posición de inicio en que se plantea un apuro determinado, entre dos figuras, que por lo general son animales.
  2. La actuación de los actores, que procede de la libre elección de los mismos entre las posibilidades de la situación dada.
  3. La corrección del comportamiento asignado que se basa en el resultado del exito o el fracaso producido por tal decisión.

La fábula corta El águila, el cuervo y el pastor en vídeo